PowerLIFE

TIPS PARA RECUPERAR ENERGÍA TRAS TUS ENTRENAMIENTOS

La recuperación tras un entrenamiento es tan importante como el entrenamiento en sí mismo. Darle al cuerpo un descanso es el mejor recuperador muscular, además es necesario para que se puedan llevar a cabo distintos procesos, como, por ejemplo, la regeneración de los tejidos.

Por ejemplo, en la realización de ejercicios de aumento de masa muscular, en los que el ejercicio ayuda a desarrollar la musculatura y a eliminar la grasa. En este caso, el tiempo de recuperación es vital para que las fibras musculares, se regeneren y recuperen de los daños que se han producido durante el entrenamiento.

Detalles de la recuperación muscular

Una de las formas para recuperar energía cuando entrenas, es mediante la alimentación. Antes de hacer ejercicio, la alimentación es imprescindible, ya que, proporciona energía suficiente para que el esfuerzo se desarrolle fácilmente.

Los deportistas deben cuidar el aporte de proteínas e hidratos de carbono, limitando el consumo de grasas. Pero después del entrenamiento, también se deben cuidar los alimentos para que ayuden a recuperar la fuerza correctamente.

Por eso, los deportistas tienen preparados los batidos recuperadores para después del entrenamiento. Estos batidos se personalizan en función de las necesidades de cada persona y del tipo de entrenamiento. Suelen ser preparados de frutas, a los que también les suelen añadir cereales, un tipo de energía que ayudará a recuperarse rápidamente o súper alimentos como puede ser la chía.

Es recomendable comprar productos específicos para realizar estos batidos. Son productos, que encontrarás en formato líquido o en polvo, que te garantizan todo lo que tu cuerpo necesita para conseguir la recuperación optima, de una forma totalmente personalizada.

Los descansos son fundamentales

Los descansos son básicos. Cuando se hace ejercicio, es muy importante espaciar los entrenamientos para que el cuerpo tenga margen de descanso. Dependiendo de la exigencia de cada plan y de cada persona, este descanso puede ser de 24 horas e incluso de 72. Algunos deportistas, intercalan una semana completa de descanso tras tres de entrenamiento.

Así, el cuerpo no solo recupera sus energías, sino que también evita estar sobrecargado. Es frecuente que cuando empiezas a acudir al gimnasio, las ganas de alcanzar objetivos hagan que se fuerce en exceso el cuerpo. Pero esto no es recomendable. En lugar de conseguir mejores resultados, se puede acabar con lesiones serias, que obliguen a frenar los entrenamientos y a tener que posponer las rutinas un tiempo, un detalle que retrasará las metas planteadas.

En algunos casos, al no permitir la recuperación de forma gradual, se puede acabar padeciendo agotamiento crónico, que acabe por frenar el ritmo. Pero no solo es la sensación de agotamiento la que se percibe, sino el agotamiento de los músculos que, sin ser tan evidente, se acaba haciendo visible en forma de lesiones.

RECOPLUS, una ayuda inestimable

Otra manera de conseguir energía instantánea es mediante suplementos como RECOPLUS. Este suplemento incluye hidratos de carbono, proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales. Un cóctel que aporta cuánto se necesita para recuperar fuerzas.

Existen diferentes presentaciones de este producto, destacando especialmente las monodosis de recuperación instantánea, ideales para llevar encima. Pero ¿cuándo se toma y cómo actúa? La manera ideal de consumir RECOPLUS es tras hacer el ejercicio.

Se debe tomar tras la práctica de deporte, ya que, es en este momento cuando el cuerpo está más receptivo para absorber nutrientes y vitaminas que en otros momentos. Así, la recuperación será más rápida y las fuerzas se notarán estables de forma inmediata.

Llevar este formato encima es muy fácil, sólo tienes que introducir el sobre monodosis en tu bolsa del gym, y tomarlo al finalizar tu entrenamiento, ya que sólo lo tienes que mezclar con agua. Así, si lo tomas al finalizar tu sesión, cualquier daño que se produzca durante la actividad que realizas, se recuperará más rápidamente y estarás listo para el próximo entrenamiento.

La sauna y las duchas de contraste

Para recuperar la musculatura y evitar lesiones, también es importante cuidarse. La sauna es una herramienta perfecta, porque al aumentar la temperatura activa la circulación. Además, los músculos se relajan, y este detalle, contribuye a evitar lesiones.

Es muy recomendable entrar unos minutos a la sauna tras una sesión de ejercicio, eso sí, siempre con cuidado para evitar mareos o golpes de calor. Además, la ducha de contrastes será estupenda para que tu cuerpo se reponga al máximo, ya que, al alternar el agua fría con la caliente, tu cuerpo se relajará más.

La hidratación

Si beber agua es importante para todo el mundo, lo es más para los que practican deporte, ya que, en este momento, aumenta la pérdida de líquidos. Se recomienda que, durante la realización de deporte, se consuman al menos dos litros y medio de agua al día. Es una cantidad, que puede aumentar dependiendo de la intensidad o la duración de los entrenamientos.

Acostumbrarse a beber durante todo el entrenamiento, ayudará a evitar la deshidratación y si, además, añadimos una bebida isotónica, como ISOPOWER, bebida especialmente indicada para la rehidratación de los deportistas. Aporta electrolitos como el sodio, el Potasio, el magnesio y el calcio que se pierden durante la práctica deportiva debido a la sudoración. Esta bebida isotónica contiene carbohidratos para aportar energía además de sustancias añadidas como vitaminas y minerales y también contiene Glutamina y antioxidantes como las procianidinas para mejorar la absorción de agua y sodio y para prevenir calambres musculares, ayudando a la recuperación.

estaremos aportando una mayor hidratación y además, contribuiremos aportaremos a nuestro cuerpo sales e y será perfecto para que la energía del cuerpo se mantenga durante el mayor tiempo posible.