PowerLIFE

SUPLEMENTACIÓN PARA REFORZAR NUESTRO SISTEMA INMUNE: MAGNESIO, SELENIO Y ZINC (III)

Autor: Dr. José Manuel Pérez Orquín | CEO – Medical Advisor – PowerGym

Continúo con mi recorrido sobre la suplementación y cómo nos puede ayudar a alimentar a nuestro sistema inmunitario.

Después de hablar sobre la increíble Vitamina C  y de las imprescindibles Vitaminas del Grupo B y Vitamina D, hoy me toca hablaros de 3 minerales de máxima importancia: Magnesio, Selenio y Zinc.

Pero antes de comenzar, como siempre hago, os recuerdo las pautas que hay que tener en cuenta para ayudar a nuestro sistema inmune de forma natural:

  • Minimizar el estrés.
  • Reducir la ingesta de grasas y alcohol.
  • Hacer ejercicio de forma habitual.
  • Seguir una dieta equilibrada rica en frutas y verduras.
  • Tener una higiene adecuada.
  • Y conseguir un descanso y sueño reparadores.

Ahora sí, comienzo a hablaros sobre estos 3 minerales y cómo pueden ayudarnos en nuestro objetivo: darle un plus a nuestro sistema inmunológico.

Magnesio: el cuarto mineral más abundante del cuerpo humano

Es un mineral esencial muy importante que regula 250 reacciones enzimáticas y está involucrado en muchas vías fisiológicas. Su deficiencia puede ocasionar muchas enfermedades.

Es el cuarto mineral más abundante del cuerpo humano (25 gramos aproximadamente). Una parte del magnesio está contenido en los tejidos blandos unido principalmente a proteínas. El 70% se encuentra localizado en los huesos y un 1% en el líquido extracelular.

Esencialmente es un mineral intracelular (99%) y regula junto con el sodio, potasio y calcio la energía a través de las membranas celulares.

Funciones del magnesio en el cuerpo:

  • Es cofactor (compuesto esencial para la actividad de una enzima) en muchas reacciones enzimáticas, entre ellos la producción de energía y por tanto en la síntesis de proteínas, ácidos nucleicos, lípidos y carbohidratos.
  • Participa en la reparación y mantenimiento de las células y tejidos corporales como cofactor en el metabolismo de las proteínas.
  • Es esencial en la trasmisión de los impulsos nerviosos.
  • Promueve la absorción y regulación de otros minerales como el calcio, fósforo, sodio y/o potasio.
  • Activa procesos de contracción neuromuscular.
  • Ayuda al organismo a utilizar correctamente las vitaminas del complejo B, la vitamina C y la E.
  • Colabora en la regulación de la glucosa, el colesterol y la temperatura corporal.
  • Tiene un papel antiestrés, antialérgico, antiinflamatorio y estimulante del sistema de defensa del organismo.
  • En el deporte de resistencia o alta intensidad se necesita incrementar la ingestión de Magnesio ya que éste interviene en el metabolismo del glucógeno muscular.

Cómo aportar magnesio a nuestra dieta

Podemos consumir magnesio a través de bastantes y variados alimentos como son las carnes rojas, legumbres, hortalizas de hojas verdes, cereales, nueces y algunos productos lácteos.

Si se sigue una dieta muy rica en calcio, fósforo, proteínas y azúcares hay que aumentar la ingesta de Magnesio. Lo comento, porque estos nutrientes forman parte de las dietas habituales en deportistas.

Dieta baja en magnesio
La dieta de muchos deportistas es pobre en Magnesio, de ahí que se recurra a la suplementación.

Si se necesita aumentar la ingesta de magnesio, hay múltiples presentaciones de productos de PowerGym que contienen este mineral, bien en fórmulas únicas, como MAGNESIUM 240 mg o como en fórmulas complejas, como es el caso de POWER MAGNESIUM PLUS, VEGAN COFACTOR, CREAPLUS, POWER BCAA’S o VITAPOWER, entre otros.

Selenio: por qué el cuerpo necesita este mineral para mantenerse sano

Este nutriente interviene en funciones esenciales del organismo relacionadas con el sistema inmunitario y hormonal, de ahí que el cuerpo lo necesite para mantenerse sano.

Es un oligoelemento esencial, lo que significa, que el cuerpo sólo lo necesita en pequeñas cantidades.

Funciones del selenio en el cuerpo:

  • Potencia el efecto de la vitamina E.
  • Tiene un alto poder antioxidante, ya que participa en la producción de enzimas antioxidantes, las cuales participan en la prevención del daño celular.
  • Incrementa la formación de anticuerpos.
  • Normal funcionamiento hepático.
  • Mantener los mecanismos de inmuno-defensa en condiciones óptimas.
  • Mantiene un corazón saludable.
  • Actúa como agente antiinflamatorio.
  • Mantiene la elasticidad de los tejidos corporales.

Es esencial para mantener una buena salud. Estudios sugieren que personas que viven en regiones con baja cantidad de selenio en sus suelos pueden tener mayor incidencia de padecer cierto tipo de enfermedades.

Cómo aportar selenio a nuestra dieta

La cantidad diaria de selenio que necesita depende de la edad. Las cantidades promedio diarias (CDR) están entre los 50 y 200 microgramos.

Podemos incluir selenio en nuestra dieta a través de diferentes alimentos como son los huevos, el brócoli, pepino, ajo, cebolla, cereales, carnes, mariscos y pescados.

El Selenio está presente en múltiples presentaciones de productos PowerGym formando parte de fórmulas complejas, como son: ISOPOWER, ENERGYPLUS, POWERMASS o RECOPLUS entre otros.

Zinc: vital para el correcto funcionamiento del organismo

Al igual que el Selenio, es un oligoelemento, ya que el cuerpo lo necesita en pequeñas cantidades. El Zinc está reconocido como un nutriente muy importante, ya que está relacionado con multitud de procesos metabólicos.

El zinc es un nutriente esencial con un papel clave en más de 300 enzimas, las cuales participan en todas las reacciones bioquímicas importantes del cuerpo humano. 

Tener carencia o una deficiencia de zinc puede conllevar algunos problemas, como pérdida de cabello, diarrea, pérdida de apetito o peso, reducción de la concentración o problemas de cicatrización.

Funciones del zinc en el cuerpo:

  • Es un cofactor importante en la acción de las Vitaminas del complejo B.
  • Participa en la composición de por lo menos 100 enzimas digestivas y metabólicas.
  • Tiene un efecto protector sobre el sistema inmunológico, ya que es capaz de estimular la inmunidad celular.
  • Tiene un papel muy importante para mantener la estructura y función de las membranas celulares lo que le implica en muchos procesos biológicos como son el crecimiento, alteraciones de la cicatrización, glándulas sexuales, etc.
  • Es muy utilizado como tratamiento preventivo en personas para el resfriado común. Su efecto se potencia si se administra junto con la Vitamina C.

Puede ser un gran aliado en el deporte para enfrentarnos a lo que llamamos la “ventana inmunológica”, el periodo que aparece tras realizar un ejercicio prolongado e intenso (deportes de alto rendimiento), que puede prolongarse de 2 a 72 horas, en el que organismo entra en un estado de inmunodepresión transitoria.

La ventana inmunológica y los deportes de alto rendimiento
El Selenio puede ayudar a los deportistas de alto rendimiento a enfrentarse a la ventana inmunológica, la cual puede aparecer tras la práctica de un ejercicio intenso.

Cómo aportar de zinc a nuestra dieta

La cantidad promedio diaria (CDR) de zinc es de 15 mg/día.

Podemos incluir zinc en nuestra dieta a través de diferentes alimentos como son cereales, mariscos, carnes o germen de trigo.

Para evitar un déficit de zinc en nuestra dieta, podemos ayudarnos tomando suplementos de formulaciones complejas de PowerGym, como son: TBOOST, VITADIET o CARBOPROTEIN ULTRA.

Si no sabes qué suplemento tomar de nuestro amplio catálogo te recomendamos cualquiera de nuestras proteínas, WHEYPRO, WHEY 100 o ISOWHEY 100, pues éstas incorporan dentro de su formulación estos 3 minerales esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Proteínas POWERGYM con magnesio, selenio y zinc, entre otros minerlaes
Algunos de nuestros suplementos con este triplete de Minerales en su formulación

Referencias bibliográficas:

  • Hoffman-Goetz L. Exercise and the immune system: a model of the stress response. Immunol Today 1994; 15: 382-387.
  • Nutrition and the immune system: an introduction. RJ Chandra. Am J Clin Nutr 1997; 66: 460.
  • Carolina Aguilar Londoño; Natalia Zuluaga Zapata1; Pablo J. Patiño Grajales; Domingo Caraballo Gracia. Exercise and the immune system. Iatreia vol.19 no.2 Medellín Apr./June 2006.
  • Mataix, J, de Pablo, M. Sistema de defensa y nutrición. En: Nutrición y alimentación. Ed. Ergon, Madrid.2009:1715-65.
  • REGLAMENTO (UE) o 432/2012 DE LA COMISIÓN de 16 de mayo de 2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos distintas de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños.
  • Prasad AS. Zinc and immunity. Mol Cell Biochem. 1998 Nov;188(1-2):63-9.
  • Bogden JD. Influence of zinc on immunity in the elderly. J Nutr Health Aging. 2004;8(1):48-54.
  • Hegoi Segurola Gurrutxaga, Guillermo Cárdenas Lagranja y Rosa Burgos Peláez, Unidad de Soporte Nutricional. Hospital Universitario Vall d’Hebron, Barcelona. España. Nutrientes e inmunidad. Nutrición Clínica en Medicina, Vol. X – Número 1 – 2016 pp. 1-19.